Cadena perpetua simple para sujeto que asesinó a carabinero en Longaví

Dictamen. Marcelo Cabezas Gallardo pasará al menos 42 años preso, pues también fue condenado por otros tres delitos.

 

LINARES. El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Linares condenó a Marcelo Rodrigo Cabezas Gallardo a la pena de presidio perpetuo simple, como autor del homicidio del sargento segundo de Carabineros José Matías González Parra, ocurrido en noviembre de 2017 en la comuna de Longaví.

En fallo unánime, el tribunal integrado por los magistrados Claudia Mora, María Eugenia Muñoz y Mauricio Leyton, también aplicó otras condenas al sujeto, esto es, 10 años y un día, 7 años y 5 años de presidio, en calidad de autor de los delitos de robo con violencia, homicidio tentado de dos carabineros del GOPE y porte ilegal de arma de fuego, respectivamente.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

LOS HECHOS

El Tribunal Oral de Linares dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que en horas de la madrugada del 8 de noviembre de 2017, Cabezas Gallardo ingresó a la Subcomisaría de Carabineros de Longaví donde disparó a corta distancia una pistola a fogueo en la sien izquierda del sargento segundo Gabriel Cid Avello, quien se encontraba de guardia en el interior del destacamento, ocasionándole una herida cortante provocada por la expulsión de una punta de destornillador removible desde aquella arma. El impacto hizo caer al funcionario semiinconsciente y tras esto, el condenado le sustrajo el revólver de servicio cargado en su totalidad, marca Taurus calibre 38, cortando al efecto el cordón de seguridad que mantenía el arma unida al cinturón, dándose a la fuga del lugar con las especies en su poder.

En tanto, pasadas las 21.00 horas del mismo día y en el contexto de las diligencias de búsqueda y detención del imputado, en el sector de la Villa Alborada de Longaví funcionarios de Carabineros observaron su presencia y al bajarse del vehículo policial para hacerle un control de identidad, sin mediar palabra, caminó directamente hacia el furgón policial y disparó dos veces en contra de los funcionarios y uno de los disparos hirió frontalmente al sargento segundo José Matías González Parra, ocasionándole un traumatismo craneano que le causó la muerte inmediata en el lugar. El disparo fue realizado con el arma sustraída al sargento Cid; tras ello, Cabezas nuevamente  se fugó.

Al día siguiente, cerca de las 10.00 de la mañana, personal del GOPE de Carabineros realizó un patrullaje por el sector de la Población Villa Nueva de Longaví, cercano al lugar donde había fallecido la noche anterior el sargento González Parra, detectando en un sitio no delimitado una vivienda tipo mediagua, lugar en el que se encontraba el antisocial, quien efectuó dos disparos fallidos a la altura de la cabeza de los carabineros que lo rodeaban. Tras esto, dos agentes del GOPE repelieron el ataque a balazos e hirieron a Cabezas Gallardo en las piernas, lo cual permitió su detención. En su poder, el sujeto tenía el mismo revólver sustraído desde la Subcomisaría de Longaví.

Sumadas las condenas, el imputado deberá pasar cerca de 42 años en la cárcel.

REACCIONES

“Esperaba el perpetuo calificado. Son hechos extraordinarios, que ameritan la mayor sanción. No estábamos esperando que él fuera un chivo expiatorio de la violencia que se da en contra de los carabineros o de las autoridades en general, que de alguna manera así lo hizo presente la sentencia, pero sí esperábamos una sentencia más severa. Hicimos saber ante el tribunal que se trataba de una persona muy peligrosa y que los hechos que había cometido fueron con total desprecio hacia la autoridad”, sostuvo la fiscal Carola D´Agostini.

Por su parte, el jefe de la Séptima Zona de Carabi-neros “Maule”, general Héctor Salazar, sostuvo que “somos respetuosos de los actos que dictamine la justicia; en este caso, hay una condena que es lo más importante que teníamos. Detrás de ese uniforme (carabinero asesinado), había un funcionario que representaba a la institución, que era un agente de paz y de control del orden. En todos los hechos hubo una violencia permanente hacia carabineros, en una comuna que siempre ha sido muy tranquila. Uno siempre no se siente conforme con las penas, porque siempre desea más, porque era integrante hace muchos años de carabineros y está también su familia”.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Linares,Policial,Principal,Región |
This movie requires Flash Player 9