Un equipo que va de menos a más

Opinión. El Curi viene de ganar a la U. de Conce en Collao y consolida una escuadra titular que ha logrado victorias consecutivas y que debe seguir puliendo su estructura que ya parece ser la más adecuada. La tarea sigue la próxima semana frente a otro duro escollo como O’Higgins en el estadio La Granja.  

CURICÓ. Los albirrojos quieren despegarse de los puestos del fondo de la tabla y lo están demostrando no solo sumando los puntos necesarios para escapar de la parte baja, sino que también con buen fútbol y triunfos, en una exigente competencia de Primera División.

La noche del pasado viernes, el Curi fue hasta la Región del Biobío y batió a una Universidad de Concepción, que si bien no alineó al grueso de sus titulares (pensando en Copa Libertadores), tropezaron frente a Curicó, quién le arrebató un invicto de 15 meses sin perder en condición de local.

La cancha de Collao le sienta bien a los curicanos, quienes en sus recientes tres presentaciones frente a los del Campanil, suman dos triunfos y un empate.

Curicó Unido ganó su primer juego como visitante en el torneo, sumó su segunda victoria consecutiva tras batir a Huachipato, llegó a 15 puntos despegándose de los puestos del fondo y reafirmó convicciones respecto a lo que busca en cancha el cuerpo técnico comandado por un inquieto Dalcio Giovagnoli, quien ya celebra cuatro fechas sin caer en el torneo.

ORDENADOS

En el arco Deschamps demostró ser prenda de garantía, aunque el mismo DT se molestaba con el portero en Concepción por no dar lectura adecuada al juego, en instantes donde se requería calma y no aceleración. Un par de tapadas de gol siguen transformando el arco curicano en una posición bien cubierta por el llamado ‘Turco’ o por el sarmientino Santelices.

La defensa no ha sentido la ausencia de Dani Franco y la dupla Bechtholdt con el ‘Pescado’ Díaz en el centro de la zaga le darán dura tarea al trasandino para regresar a la titular. Por las bandas, Opazo más allá del buen centro, el gran despliegue físico o la correcta lectura del juego, se ha transformado en pieza clave a la hora del orden interno, levantando la voz y siendo apoyo al capitán Cortés, pese a gritos entre ambos en el juego reciente.

Ambos buscan el mejor orden y su experiencia la están volcando en pos del orden de un equilibrado Curicó Unido.

Por la franja zurda, el canterano Lara perdió sus chances cuando debió aprovecharlas tras ser seleccionado, el chileno alemán Jens Buss (llamado al micro ciclo de la selección Sub 23 junto a Cavalleri) no jugó ante Huachipato y ni siquiera apareció en la citación este fin de semana, por tanto y tras lesión, la franja la tomó Felipe Saavedra con un ida y vuelta que si la acompaña de un buen centro podría ser el lateral que necesita este equipo.

TRES Y TRES

En media cancha junto al capitán, corre, corre y no se cansa de correr, morder, quitar y apretar, Carlos Cisternas, el que hace el trabajo silencioso y agotador, el que además entrega bien y debe ser ejemplo para que todo el equipo entre en modo defensivo. Junto a ellos la zurda de Espinosa con el ‘10’ en la espalda ha entrado en sintonía en este nuevo mediocampo, aunque principalmente con el juego por las bandas, triangulando, tocando rápido y llegando a fondo habilitando para el buen centro, aunque ‘Carlitos’ no debe olvidar su gran faceta de habilitador entre líneas para dejar en mano a mano a algún delantero.

En ataque, tal vez lo mejor de este equipo (por algo es de los más efectivos en arco rival). El seleccionado Cavalleri parece flotar y se muestra cada vez más rápido y encarador. El ataque por la diestra ya tiene su nombre estampado y es carta proyectable a sus 21 años, incluso a nivel internacional.

Junto a él, con 22 años el venezolano Heber García le ha ganado la pulsada a Sebastián Jaime, tal vez la gran contratación de la temporada, y ahora con goles, recuperaciones, efectividad en pases y perfecto entendimiento con sus compañeros de ataque, lo hacen merecedor de un puesto en la titularidad.

Con ellos, el ‘Comandante’ Quiroga, al cual ya todos quieren desequilibrar. Le cometieron un penal grosero en Concepción no sancionado por Deischler, tuvo dos cabezazos gol y sigue siendo la principal arma del ataque curicano. Hay que aguantar a Quiroga, en la cancha y con la camiseta curicana, pues las grúas de México ya lo tienen en la mira.

Este Curicó Unido crece, va de menos a más, trepa en la tabla y afianza su fórmula de fútbol hilvanado, buen pie y ofensivo, tal como naciera con Marcoleta, continuara con Vera y ahora parece implantar de la misma forma y con la fórmula más similar a la original de la mano de ‘Dalcio’. El Curi crece y debe demostrarlo ahora de local, la próxima semana frente a O’Higgins.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Curico Unido,Deportes,Principal |
This movie requires Flash Player 9