“Con un balón de básquetbol entré a estudiar a la Universidad”

Sueño cumplido. La historia del basquetbolista curicano es muy particular, y un ejemplo para muchos chicos que anhelan jugar y lograr una beca universitaria.

La historia de vida del profesor de Educación Física, Pablo Reyes Vegas, es muy particular y un ejemplo para las nuevas generaciones basquetbolistas curicanas. Hoy radicado en Curepto donde labora profesionalmente. A Curicó vino de pasada y dialogó con “La Prensa”: “Hace un tiempo estuve ligado a la costa curicana; ahí me desconecté del básquetbol con solo clases de Educación Física, estuve en Vichuquén y Licantén, y después me radiqué con un contrato más estable en Curepto; las vueltas de la vida me trajo nuevamente a Curicó para colaborar con la selección de básquetbol de Curicó para los Binacionales como preparador física tratando de aportar, también en el equipo profesional de Liceo que ojalá en esta nueva competición que se viene nos vaya mejor. Ahora conversando con el alcalde de Licantén, Marcelo Fernández, existe una nueva posibilidad de trabajo”.

PRETÉRITO

Conversar con Pablo Reyes, es volver a los años mozos de Liceo o Español en Dimayor en los años 90. “Creo que los técnicos tienen que nacer para dirigir; hay muchos excelentes jugadores pero como técnicos son pésimos. En mi caso pude estudiar gracias a mis esfuerzos porque un día mi mamá me dijo: “Pablo no tengo con qué pagarte la universidad…”, le respondí que me comprara un balón de básquetbol, me lo compró y seguí luchando por ser un buen jugador, entré becado a estudiar Educación Física en la Universidad Católica del Maule. Cuando recibí mi título fui donde mi mamá y le dije: mamá aquí te devuelvo el balón de básquetbol convertido en este cartón profesional.

PAR DE ZAPATILLAS

“También recuerdo un día que don Óscar Aliaga (Q.E.P.D.) me dijo: Vaya a Queval Sport a buscar dos pares de zapatillas para que siga entrenando, quedé atónito, porque él había visto cómo me dedicaba a entrenar para ser un gran jugador de básquetbol”.

El apodado el “Curicano” fue uno de los mejores triplistas de su época jugando por Liceo, Español de Talca y Liceo Mixto de Los Andes; elegido el mejor jugador tortero de todos los tiempos (133 votos), superando a Bernardo Bustamante, Guillermo Soto, Abraham Milad, Juan Tapia. Sus inicios en el básquetbol fueron en las canchas de cemento de La Granja, su primera camiseta fue Magisterio, y después Liceo el club de sus amores. Profesionalmente como jugador lo hizo en 1991 jugando algunos minutos en Deportivo Liceo en Dimayor bajo el mando técnico de Claudio Quezada y Héctor Vera; mejor jugador en el nacional de clubes en Villarrica, También reforzó a Sportiva Italiana de Valparaíso en el Campioni del Domani; integró el equipo universitario UCM dirigido por Manuel Herrera; mejor triplista de Dimayor 1998 en Español de Talca; preseleccionado nacional juvenil, terminando su carrera cesteril en Liceo Mixto de Los Andes con los técnicos Juan Miranda y el uruguayo Daniel Álvarez.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Deporte,Deportes,Principal |
This movie requires Flash Player 9