“Va a haber una congestión en los servicios de urgencia”

Anuncio.  Funcionarios municipales y de atención primaria se bajarán de la comisión de salud del Concejo Municipal y esperarán informe de Contraloría para negociar.

 

CURICÓ. La Asociación de Profesionales de Atención  Primaria de Curicó (Apro-dap) junto a la Asociación de Funcionarios y Trabajadores Municipales de Curicó (Afutram), manifestaron su profundo descontento ante el anuncio de parte del municipio de disminuir las asignaciones anuales en las áreas de urgencia. La base de dicha disminución, según se ha señalado, sería un argumento financiero para incrementar los fondos del municipio, no tomando en cuenta los principios en que se basa dicho beneficio. Elizabeth Trigari, enfermera y presidenta de Aprodap, explicó que se han realizado una serie de reuniones con el Departamento de Salud del municipio y la comisión salud del Concejo Municipal, referente a la asignación del artículo 45 de la Ley 19.378. Dicha norma señala que el municipio puede otorgar a los funcionarios de atención primaria de salud asignaciones especiales cuya duración, como máximo, es hasta el 31 de diciembre de cada año. Si bien en la norma se explica que las asignaciones pueden entregarse a una parte o a la totalidad de los funcionarios de salud y fijarse de acuerdo al nivel y categoría del personal, debe ser según las necesidades del servicio. Además, se señala como requisito que dichas asignaciones deben adecuarse a la disponibilidad de recursos del municipio. Trigari comentó que esta asignación “tiene que tener tres características específicas: ser legales, tener un fundamento técnico y tener un criterio financiero”.

SERVICIOS DE URGENCIAS: LOS MÁS PERJUDICADOS

La profesional de la salud señaló que ven con preocupación la situación de los servicios de urgencia, que son los más perjudicados. “Como tienen el mayor número de funcionarios trabajando en urgencia, la mejor manera de hacer caja o de disminuir los costos, es bajarle esta asignación a esos funcionarios del SAPU, SUR y SAR de Curicó”, dijo Trigari, y agregó que “nos parece un riesgo tremendo, porque son los funcionarios de urgencia los que están expuestos a muchas complicaciones en el día a día, a una gran presión asistencial, a una gran carga laboral y que se llevan cerca del 90% de las consultas de urgencia en la comuna de Curicó”.

MESA DE NEGOCIACIÓN

Desde las directivas de Aprodap y Afutram explicaron que con la declaración, “nos estamos bajando de la mesa de negociación en la comisión Salud porque los criterios con los que se está trabajando definitivamente no los compartimos; y no nos vamos a hacer parte de esto ni validar un proceso que sentimos que desde el inicio está mal gestado”.  Cabe señalar que durante 2018 el departamento de Salud curicano fue auditado por la Contraloría. En este sentido, Hugo Farías, presidente de Afutram y dirigente nacional de Cotrasam, puntualizó que solicitan que el monto de las asignaciones establecidas el año pasado se mantenga hasta que el órgano contralor entregue su informe, “y ahí recién sentarnos a trabajar bien; si esto no ocurre, vamos a seguir con movilizaciones un poco más fuertes, quizás enfocados a atender solo las urgencias y nada más (…). Nosotros nos sentimos perjudicados, principalmente por el lado de la urgencia, que no se está valorando el aporte que ellos realizan en salud”, complementó.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Curicó,Curico,Principal |
This movie requires Flash Player 9