Óscar Ramírez Merino: La amena pluma de un memorialista

La intensa personalidad de Óscar Ramírez Merino lo convierten en algo mucho más que un personaje curicano, pues es sin duda un referente en la ciudad de Curicó, no solo por la herencia escritural de sus muchos libros que se abocaron a redescubrir nuestra historia, idiosincrasia y espíritu de ciudad, sino que fue el activo testigo y cronista de su historia con una pluma elegante y sincera, que escribió sin rodeos y redundancias los distintos ribetes de esta ciudad a la que amó y sin quererlo se convirtió en heraldo de una ciudad perdida e ida en el tiempo, como también por los bruscos cambios de su historia y por la indolencia de sus habitantes de no haber sabido guardar sus edificios, monumentos, barrios y paseos patrimoniales, cuya belleza ha sido rescatada en las antiguas fotografías que aún es posible encontrar.

EL PRINCIPIO Y SU VIDA

Don Óscar nació en la ciudad de Curicó el 30 de julio de 1920, en un barrio cercano a la Alameda. Estudió en el Liceo “Luis Cruz Martínez”, donde hizo variadas amistades, entre ellos los hermanos Rodolfo, Mario, Sergio y Patricio de los Reyes Ibarra. Era conocido como el “Rucio” Ramírez.

Hizo su servicio militar en el Norte, en Tacna donde quedó como subteniente en Reserva y esgrimió sus dotes periodísticos como “Corresponsal Militar”.

Luego volvió a su amado Curicó, casándose con la señora Magdalena Suazo Gómez, feliz matrimonio que tuvo dos hijas, María Aurora y María Isabel.

Ingresa a trabajar al hoy desaparecido Banco Comercial, en una exitosa trayectoria laboral que lo llevó a ser subgerente de dicha entidad bancaria. Con ello, llevó una activa vida social, asociándose a diversas y respetables instituciones como el Rotary Club, la Academia chilena de la Lengua, la Sociedad de Escritores del Maule, la Sociedad de Historia y Geografía, el Colegio de Periodistas, la Asociación Nacional de la Prensa y como si todo esto fuera poco, también ingresó a Bomberos de Chile.

DIARIO LA PRENSA

No es temerario decir que otro de los amores de la vida de Óscar Ramírez Merino, además de su familia, y la ciudad de Curicó, fue el diario La Prensa, periódico donde colaboró desde temprana edad, y luego trabajó en su establecimiento siendo su director desde 1965  a 1985, veinte años de intensa labor periodística, donde su pluma dio origen a crónicas y artículos memorables, siempre alusivos a nuestra historia, cultura, patrimonio y otros temas de interés, mientras fue atesorando una obra propia que luego vio la luz, en una importante cantidad de libros, hoy día muy difíciles de encontrar.

EL ESCRITOR E HISTORIADOR

Óscar Ramírez Merino, de joven se sintió llamado a recopilar, escribir y testimoniar la historia local en su quehacer citadino y cotidiano, era un observador impenitente de los logros y avance de la provincia, cuya escritura y pluma se daba de manera amena, entretenida y elegante, dando una clara vuelta de estilo, a los temas que a otros ojos podrían ser considerados áridos. Así su ágil y entretenida pluma, dio paso a una obra condensada en ocho libros imperdibles para ahondar en la ciudad de “Agua Negra”. Esos libros son: “Reportajes al Pasado Curicano” (1972), “Cosas de Curicó” (1981),  “Vichuquén: 400 años” (1985); “Noticias de Curicó en Viejos Periódicos” (1991), “Curicó 250 años de Historia” (1993), “Un Diario una Ciudad” (1995), “Curicó de Anteayer” (1998)  y “Curicó donde nadie es Forastero” (2001).

Con esos libros, Óscar Ramírez ha pasado a la posteridad un historiador, escritor, cronista y periodista que de manera única y singular, ha retratado nuestra anatomía como ciudad. Una ciudad que ha perdido mucho de sus atractivos y patrimonios, por dos terremotos y un errado sentido de progreso que erradica el pasado arquitectónico en vez de conservarlo.

PREMIOS Y HOMENAJES

Entre los múltiples reconocimientos a la vida y obra de don Óscar, están los Premios, “Pedro de Valdivia” (1974) entregado por instituciones hispánicas avecindadas en Chile, y el Premio “Alejandro Silva de la Fuente” (1977) entregado por la Academia Chilena de la Lengua.

Y por último en 1978, fue declarado “Hijo Ilustre” de la ciudad de Curicó, un más que merecido reconocimiento a su persona y su intensa obra preocupada por la ciudad de Curicó. Sin duda un homenaje que perdura, es el nombramiento con su nombre de la Biblioteca de la Corporación Cultural de Curicó, que funciona desde hace más de 25 años, hoy en las faldas del cerro Condell.

ANÉCDOTAS Y RECUERDOS

Consultado el destacado periodista, Juan Pablo Jiménez, quién tuvo un estrecho vínculo con don óscar Ramírez nos cuenta lo siguiente:

“Lo primero que se me viene a la mente es cómo él se desconectaba del mundo en su biblioteca. De hecho estar ahí, en medio de todas esas reliquias y ese silencio, era una suerte de oasis en medio de la rutina y la vida moderna. Una vez se acordó que, cuando era director de La Prensa, entró a una de las secciones con su silencio característico y uno de los trabajadores, el “Chiripipi” Correa, estaba bailando una cumbia que sonaba en la radio, sin darse cuenta que don Óscar estaba a sus espaldas observándolo… Cuando Correa se da vuelta y lo ve de sorpresa, don Óscar le dice: “Siga no más… siga no más”…

Con respecto a uno de los tantos recuerdos de su persona es este: Otro de los recuerdos más vívidos, que retrata al espíritu cívico y curicano de don Óscar, eran sus cotidianos paseos por la Alameda y el cerro de Curicó, todas las tardes, acompañado de una de sus mascotas caninas. Ese paseo era todo un ritual y ceremonia crepuscular, que hacía don Óscar un par de horas antes que oscureciera

En ese sencillo y rupestre acto, se condensaba todo el espíritu citadino y  republicano, de don Óscar, de pasear por los espacios públicos de su amada ciudad en un gesto de reconocimiento, atenta observación a los cambios y de clara conversación con sus habitantes y personajes, además de gozo en el ejercicio físico y la recreación visual y anímica con el bello paisaje de la Alameda y el cerro al atardecer, haciendo uso de un tradicional paseo.

Personajes como don Óscar Ramírez Merino, quedan pocos, pero lo recordamos para siempre, en especial ahora que este 13 de agosto se cumplen 15 años de su partida en el 2004.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Curicó |
This movie requires Flash Player 9