80 valientes se atrevieron a subir el “Desafío El Bolsón” en Molina

Experiencia única. La actividad organizada por el municipio busca fomentar el turismo sustentable y el respeto a la biodiversidad.

MOLINA. Una verdadera aventura deportiva y turística realizaron 80 personas en el sector precordillerano de Molina, asumiendo el “Desafío El Bolsón”.

Se trata de una iniciativa materializada por el municipio a través de su Corporación de Deportes y Recreación, junto a su similar de Turismo y Fomento Productivo.

Los entusiastas participantes partieron su recorrido a las 6:30 am del pasado domingo, siendo transportados por buses especiales hasta la zona de Parque Inglés, al interior del famoso Parque Nacional Radal Siete Tazas.

Una vez ahí, comenzó el sendero de 12 kilómetros de ascenso, en donde fueron sorteando diversos obstáculos y recibieron recomendaciones de los guías dispuestos por la organización para que todos lograran llegar a la meta. Icónicos lugares, como el “Colmillo del Diablo” y las “Cascadas Gemelas” fueron algunas de las paradas que pudieron disfrutar los amantes de la naturaleza.

OPINIONES

Alejandro Ortiz, gerente de la Corporación de Deportes, comentó que “estamos muy contentos en este día, felicitamos a todas las personas que han participado de esta tremenda actividad en contacto con la naturaleza, lo que se enmarca dentro del ciclo de celebraciones por del Día Internacional de la Actividad Física”.

En tanto, David Bugueño, gerente de la Corporación de Turismo, indicó que “agradecemos especialmente a la alcaldesa por permitirnos hacer estos eventos, en donde la gente puede conocer los atractivos turísticos que tenemos, lo que se encuentra en nuestro eje estratégico de conciencia turística y ambiental”.

Por su parte, la jefa comunal, Priscilla Castillo, explicó que durante el resto del año se estarán realizando desafíos similares, pero cambiando la ubicación a los cerros Traluñé, Fraile y Chiquillanes. “Queremos que cada vez más personas puedan disfrutar de las bellezas naturales de nuestra comuna y estamos demostrando que sí se puede hacer un turismo sustentable, con respeto hacia la biodiversidad y promoviendo el deporte y la vida saludable”, acotó.

EXPERIENCIA

Entre quienes asistieron, Antonieta, vecina del callejón La Serena, reconoció haber quedado maravillada con la experiencia. “Me inscribí y quedé décima en la lista de espera, pero tuve la suerte de que me llamaron. Cuando vi este paisaje, casi me pongo a llorar, porque conocía esto solo en fotos. Es impagable, creo que a cuatro mil pesos está regalado”, aseveró.

Por su parte, Miguel Ángel Martínez, habitante de Lontué, señaló que “quería venir desde hace tiempo y pude conocer el sendero para después venir en bicicleta. La vista es genial y esto lo motiva a uno a ser más saludable”. Opinión similar tuvo otro de los excursionistas, Paul Vergara, diciendo que “esto es como el patio de nuestra casa. Me parecen maravillosas estas instancias, es una buena oportunidad para conocer nuestros terrenos, ya que hay gente que no siempre tiene la oportunidad”.

Una vez en la cima del cerro, comenzó el camino de vuelta, donde los aventureros recorrieron los mismos 12 kilómetros de ida, pero esta vez con la satisfacción de haber podido dominar cuerpo y mente para arribar a la cúspide, además de haber aprendido sobre el cuidado de la biodiversidad.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Curicó,Molina,Principal |
This movie requires Flash Player 9