Y ahora… la juventud

Por razones que son muy fáciles de entender, cada celebración del Día del Niño (ayer domingo 11) alcanza un gran apogeo y relevancia dada la ternura y afán de protección y cariño que ellos inspiran.

Pero eso ya quedó atrás y –aunque casi nadie lo sepa ni lo tenga asumido– las congratulaciones deberían corresponderle hoy a los jóvenes.

En efecto, en 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud, una celebración anual que busca promover el papel de los jóvenes como socios esenciales en los procesos de cambio y gestionar un espacio para generar conciencia sobre los desafíos y problemas a los que estos se enfrentan.

Se estima que actualmente, existen en el mundo 1.800 millones de jóvenes entre los 10 y 24 años de edad, constituyendo, hasta ahora, la población juvenil más grande de la historia.

Sin embargo, más de la mitad de los niños y adolescentes de entre 6 y 14 años no saben leer o no tienen conocimiento básico de matemáticas, a pesar de que la mayoría de ellos asiste a la escuela.

Esta crisis global en el aprendizaje amenaza con fuerza el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El tema de este año destaca los esfuerzos que se hacen en general por conseguir una educación más inclusiva y accesible para todos los jóvenes y, en particular, el empeño de los propios jóvenes.

Este año, el Día Internacional de la Juventud hace hincapié en el Objetivo número 4 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que es: “garantizar una educación de calidad, inclusiva y equitativa y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos”.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Editorial |
This movie requires Flash Player 9