Violencia y amenazas

Durante esta semana en la provincia de Curicó se han registrado varios hechos, pues no es un caso aislado, de amenazas y violencia dentro de establecimientos educacionales o dirigidos hacia esos recintos.

Primero comenzó la sicosis con el  mensaje de un joven en redes sociales que amenazaba al Colegio Rauquén con un tiroteo, lo que terminó con la casi nula asistencia a clases ese día y la presencia de las policías, autoridades y personal municipal y del DAEM para evaluar la situación.

Luego siguió con una amenaza de bomba en el Liceo “Fernando Lazcano” de Curicó, que originó todo un operativo de seguridad en torno a la Plaza de Armas, cerrando las calles, evacuando el establecimiento y el jardín infantil que se encuentra a un costado; con la presencia de personal del GOPE que buscó por todo el colegio este supuesto aparato explosivo… y nuevamente nada. Era una broma.

Luego fue la comuna de Teno, donde un alumno supuestamente portaba una pistola a balines y agredió a una profesora.

¿Qué está pasando? Solo en una semana se vivieron tres episodios de violencia y amenazas sin sentido, involucrando a niños.

Uno de ellos, quien realizó las amenazas de tiroteo al Colegio Rauquén pidió perdón… ¿sirve eso luego que toda una comunidad educativa y en la ciudad completa viviera tremenda preocupación de manera gratuita?

El seremi de Educación, Carlos Azócar, llamó a los padres a estar más involucrados en la formación de sus hijos, ya que de esta manera se podría mejorar el ambiente en el aula.

Hay que recordar que la educación comienza por casa, pues es allí donde se entregan los valores y se comienzan a formar estos niños, ya que los colegios no son los responsables de corregir situaciones que vienen desde la infancia, solo pueden entregarles apoyo y las herramientas necesarias para complementar lo que empieza en el hogar.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Editorial |
This movie requires Flash Player 9