Reciclaje… ¿Pereza creativa?

En la agenda noticiosa regional de esta semana -que para varias personas incluye otro fin de semana largo- se destacaba la información que daba cuenta de un llamado a la comunidad, formulado en la ciudad de Talca por el seremi del Medio Ambiente y el director del Fosis, en orden a planificar las compras y darle la mayor preferencia al uso de bolsas reutilizables.
Como se sabe, ya se cumple un año de la ley que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio mayorista, pero en las ferias de productos agrícolas y otros negocios de barrio, se siguen usando estos envases que tanto dañan a la naturaleza, porque su degradación tarda incluso varios siglos.
Al parecer la mayor parte de la gente no ha tomado aún la debida conciencia sobre el feroz impacto que el irracional y desbordado uso de estos productos están causando no solo a la tierra sino que también la fauna, particularmente a los peces.
Hay algo de comodidad mezclada con pereza e  indiferencia frente a esta tan negativa realidad.
Muchas dueñas de casa podrían perfectamente utilizar prendas de vestir ya en desuso o algo raídas en sus extremos y que pueden ser recortadas y convertidas en bolsas  de diferentes tamaños para hacer sus compras.
Es cierto que ya hay empresas que están fabricando distintos envases reciclados y otros han llegado a utilizar insólitas materias primas como el almidón de maíz, entre otras, pero las más comunes (y que se venden en las afueras de los supermercados) son las de propileno virgen y algodón que no son tan resistentes y sus manillas se rompen con facilidad.
Una de las principales razones para usar una bolsa de tela es para poder cargar las compras inesperadas que puedan surgir cuando se va a alguna tienda.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Editorial |
This movie requires Flash Player 9