Lafourcade y la Fiesta de la Vendimia

Como suele ocurrir con muchos seres humanos, que por su prolífica obra y dilatada trayectoria pasan a ser “personajes públicos” o “ciudadanos del mundo”, el nombre del escritor, crítico y periodista chileno Enrique Lafourcade Valdenegro ya estaba inscrito en los privilegiados registros de la literatura chilena desde mucho antes de su muerte física ocurrida a comienzos de esta semana.
Muchos lo recordarán por sus numerosas publicaciones (más de cuarenta) y otros por su singular participación en programa de TV “¿Cuánto vale el Show?”, pero los curicanos podrán recordarlo por su presencia durante por lo menos ocho versiones consecutivas en las Fiestas de la Vendimia que se realizan cada año.
Fue precisamente en la primera edición de 1986 en que Enrique Lafourcade tuvo a su cargo el Pregón y sin lugar a dudas fue uno de los más aplaudidos y bien comentados e incluso hizo reír de buena gana a todo el público que lo escuchó en el salón principal del ya desaparecido y añorado Club de la Unión de la calle Merced, en la Plaza de Armas.
Por largo tiempo estuvo vinculado a esta Fiesta de la Vendimia curicana y lo ligaba una especial amistad con la familia de Miguel Torres.
Más allá de sus dotes de literato era un hombre de vasta cultura y poseedor de un fino sentido del humor.
Sobre su generación -la del 50- dijo una vez: “Queríamos explorar el mundo porque pensábamos que la vida estaba más allá de las rutinas familiares y domésticas. Bohemios de pan con queso y tacitas de té en
el El Bosco, pasábamos el día metidos en la Biblioteca Nacional y charlando en el Parque Forestal. Éramos un grupo de jóvenes que soñaron con ser artistas”.
Entre sus galardones figura el Premio Municipal de Literatura de Santiago 1959 por la novela “La Fiesta del Rey Acab”.
Su libro más leído, sin duda, es “Palomita Blanca” (1971) que posteriormente fue llevado a la pantalla del cine nacional.
Casado en tres oportunidades y padre de tres hijos, cuando llegó a la tercera edad fue afectado por el Alzheimer que derivó en su deceso, a los 91 años de edad.
Seguramente en la siguiente versión de la Fiesta de la Vendimia en Curicó se le recordará de manera especial por haber sido el primer pregonero con su acertada y simpática charla sobre el vino.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Editorial |
This movie requires Flash Player 9