La estación de las nostalgias

Como hemos señalado alguna vez en el contexto de estas mismas líneas editoriales, la palabra “nostalgia” tiene, en su origen etimológico, el significado de “dolor y pesar por el hogar perdido” y hoy volvemos a ocupar el término, pero esta vez para asociarlo con una noticia destacada en la agenda informativa curicana de esta semana.
Se trata de una potencial posibilidad de “recuperar la estación de ferrocarriles de Curicó” la que resultara con gravísimos daños estructurales a raíz del terremoto del 27 de Febrero de 2010, lo cual llevó a su total demolición.
Esa vieja y querida Estación de Ferrocarriles del Estado era ya todo un símbolo patrimonial y era percibida muy cercanamente, en lo humano, social y hasta familiar por todos los curicanos.
Desde allí partíamos hacia los más diversos destinos y propósitos y hasta ese recinto –pleno de cargas emocionales– volvíamos a la ciudad natal; la de las tortas, de los vinos; de los afectos y las amistades incomparables.
Seamos claros… El proyecto al cual se refiere la noticia mencionada, no habla de construir un nuevo edificio que cumpliera las funciones de “estación” sino que se trataría de un centro comercial que, cruzando “por debajo de la línea férrea” prolongara la calle Arturo Prat hacia el poniente y, en esos términos, se supone que quedaría habilitada una oficina o local para la venta de pasajes y seguramente un espacio como sala de espera para los pasajeros de los trenes, o algo así.
Por ahora, ésta es solamente una idea y ni siquiera podría mencionársela como un anteproyecto ya que ha venido a colación a raíz del proyecto ligado a la habilitación de cuatro pistas en el cruce a la altura de la avenida Camilo Henríquez.
Lo que sí es seguro, es que Ferrocarriles como empresa no tiene recursos para abordar una iniciativa que implicaría grandes inversiones, las cuales tendrían que provenir del sector privado.
Así las cosas, entonces, no queda más que esperar lo que pueda suceder y mientras tanto seguir “echando de menos” la familiar tibieza de aquel edificio que por tantas décadas fue cuna de emotivas nostalgias en la memoria colectiva de todos los curicanos.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Editorial |
This movie requires Flash Player 9