El Día Nacional del Vino

¿Cómo no rendir un homenaje a todos quienes trabajan en nuestra Región del Maule en torno a la industria del vino que nos ha prestigiado por tantos años y nos sigue prestigiando hasta nuestros días?

Chile tiene un amplio mercado vitivinícola, siendo reconocido mundialmente por la calidad que entrega a través de este producto.

Gracias a las cepas de uva que se dan en el país y una larga tradición vinera, las viñas nacionales siguen compitiendo en las grandes ligas.

No es raro, entonces, que este fermentado tenga un día especial en el calendario y todos los 4 de septiembre se celebra el Día Nacional del Vino (que este año correspondió a ayer miércoles).

El motivo tiene un carácter histórico y no precisamente porque sea septiembre, mes en que se festejan las Fiestas Patrias, sino que el origen data de hace 474 años.

En efecto, fue el 4 de septiembre de 1545 cuando Pedro de Valdivia escribió al Rey Carlos V de España pidiendo “vides y vinos para evangelizar Chile”, abriendo las puertas a una tradición futura que se convertiría en una de las actividades comerciales y económicas más importantes del país.

Luego de esa carta dirigida al Rey, se estima que llegaron las primeras parras a lo que entonces se llamaba Capitanía General de Chile.

Hoy el vino ofrece miles de puestos de trabajo en el país y es el mayor embajador en el exterior, llegando a más de 1,8 millones de consumidores a nivel mundial.

Por estas razones, el gobierno de Chile decidió (en el 2015) oficializar la celebración del Día Nacional del Vino a través de una ley.

Curicó forma parte del estratégico y vital eje de la vitivinicultura en un vasto tramo de la zona centro-sur de Chile y ello se evidencia en la ya tradicional Fiesta de la Vendimia que se realiza en el umbral de cada otoño en “la tierra donde nadie es forastero”.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Editorial |
This movie requires Flash Player 9