Editorial. Los conceptos de Pascua

Como nación relativamente nueva y joven, comparada con otros países de culturas milenarias, la mayor parte de los chilenos ignora las diferentes definiciones de la palabra “Pascua”.

El concepto de pascua tiene un extenso recorrido etimológico ya que, del hebreo, pasó a la lengua griega, y de ahí al latín hasta convertirse en pascua. Se trata de la denominación de una festividad que tuvo origen judío y que, en la actualidad, es la celebración más importante del catolicismo.

Durante la pascua, con la que finaliza la Semana Santa, se celebra la resurrección de Jesucristo y la fecha es variable, ubicándose entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Las diversas etapas que culminan en la pascua comienzan con la Cuaresma, que son 40 días de penitencia como preparación a la Semana Santa, que comienza con el Domingo de Ramos (el ingreso de Cristo a Jerusalén), el Lunes Santo, el Martes Santo (Cristo anuncia la inminente traición de Judas), Miércoles Santo (se concreta dicha traición), Jueves Santo (se lleva a cabo la Última Cena), Viernes Santo (crucifixión y sepultura de Jesús), Sábado Santo (la vigilia pascual) y, finalmente, el Domingo de Pascua (la resurrección).

Pero para los chilenos, considerados en su conjunto, se sigue la inveterada costumbre de asociar la palabra “pascua” con la recordación del nacimiento de Jesús y que nosotros celebramos cada 25 de diciembre.

Incluso todavía hay ecos de esa frase popular que dice: “¿Cuándo no es Pascua en diciembre?”, dando a entender que se trata de algo demasiado conocido.

Y hasta hay gente que cree que la Isla de Pascua (cuyo verdadero nombre es Rapa Nui, tiene que ver con la pascua de diciembre, pero en verdad ese origen se refiere al marino holandés Jakob Roggeveen, que redescubrió la isla el domingo 5 de abril de 1722, el día de Pascua de Resurrección y de: de ahí su actual nombre.

Pascua, entonces, es más bien sinónimo de la esperanza de una vida más allá de la muerte; de un trascender; de una fiesta del espíritu que supera lo terrenal.

¿Lo de los huevos de chocolate?… Bueno: esa es otra historia.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Editorial |
This movie requires Flash Player 9