Algo más que un problema estético

Existe un tema que parece estar aureolado de una “cómoda” negligencia y una desidia incomprensible y en el cual prácticamente todos tenemos algo de responsabilidad.
Nos referimos a la odiosa “contaminación visual” que representa la enorme cantidad de cables (la mayoría de empresas telefónicas y de uso en el área comunicacional) y que es una lacra que está presente en todas las ciudades.
Por cierto, en nuestra Región del Maule este problema llega a veces casi hasta lo absurdo y se puede apreciar incluso en fotografías que los profesionales del periodismo deben captar y en las que se advierte esos amasijos de cables que afean cualquier escena.
Más del 90% de esos cables están en desuso y este asunto data ya de varios años, a pesar de que ha habido debates sobre la delimitación de responsabilidades en esta materia y en el fondo el problema se mantiene.
Es algo más que va más allá de una cuestión de estética, limpieza y orden  porque en algún momento puede producirse más de algún accidente grave y ahí sí que se miraría esto con el prisma de lo judicial y legal.
El año pasado, la Tercera Sala de la Corte Suprema ordenó a la Municipalidad de Puerto Varas a convocar una mesa de trabajo para asegurar el retiro de los cables en desuso y la mantención del cableado de servicios de telecomunicaciones y eléctricos en la comuna.
El fallo estableció que la presencia del cableado en la vía pública atenta contra el derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación.
La resolución detalló que la Municipalidad “ha incurrido en una conducta ilegal al omitir adoptar acciones para disponer el retiro del cableado en desuso, a pesar que cuenta con atribuciones para aquello, las que se relacionan con la mantención del aseo dentro del territorio de la comuna y de las labores de fiscalización y el deber de velar por el medio ambiente, al permitir que se contamine visualmente una de las ciudades más hermosas del sur del país, afectando su belleza escénica”.
Además, señaló que de existir cables conectados que cuelgan hacia las calles o veredas constituyen una “fuente de peligro inminente para la seguridad e integridad física de los transeúntes”.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Actualidad,Editorial |
This movie requires Flash Player 9