Deuda histórica y pensiones reducidas complican la vida a miles de docentes

Ex educadores. Aunque no están considerados en riesgo social, viven al borde de la pobreza, e incluso, como es el caso de Cauquenes, un profesor jubilado oficia de parquímetro para solventar sus gastos básicos.

Cauquenes. Un ex profesor, se acercó a un periodista de este medio de comunicación. Con millones de minutos de clases sobre sus hombros, venía saliendo desde una farmacia, portando en una bolsa plástica, un arsenal de medicamentos, de esos que no entrega la salud pública en los consultorios y hospitales.
Raúl R., (82 años, 54 en la docencia) jubilado por una AFP., con una renta vitalicia pactada en 7,7 UF, unos  $ 175.960,04 al mes, menos $8.798 descuento Fonasa, le quedan $167.162, menos 33.000 pesos por un préstamo social  solicitado en la caja de compensación Los Héroes, solicitado para cancelar una deuda creciente que mantenía con una farmacia, le quedan para sobrevivir 134.162 pesos, menos 49.000 pesos pago menor en la farmacia, quedan en su bolsillo $85.162 y con ese vuelto tengo que pagar los consumos básicos… es decir, esto es la realidad que vivimos los profesores jubilados, me dice mientras me muestra su planilla de liquidación de sueldo entregada por la aseguradora. “Se imagína tengo 82 años y el préstamo lo pacté a 5 años, saca la cuenta, a los 87 termino mi obligatoria deuda”. ABISMANTE

Realidad
Desde hace ya años se sabe de la cruda realidad económica social que afecta a miles de profesores en el país, y en especial quienes viven en la provincia de Cauquenes, que es un muestrario nacional.
Mayoritariamente quienes se acogieron a las  AFP, desde el inicio de ese sistema mediante Decreto 3.500 de 1980, donde se señalaba que el 70% de las últimas imposiciones o ahorro previsional del afiliado, pasaría a sueldo pasivo y el 30 de éste a esa industria, misteriosamente, dio un giro insospechado, en desmedro de las pensiones de vejez, que no pasan  en la actualidad, promedio las 7,11 UF, esto es  $ 162.398 al  mes y en caso como el anterior.
Los más afortunados ex docentes retirados después del 2003, obtienen $50.000 más, cifra que es reajustada de acuerdo al IPC anual, llegando a unos 220.000 pesos.
Este afectado segmento representa a más del 10% del actual sector pasivo nacional, cifra no menor en una población mayor de los 80 años, como lo indican los datos relacionados con las nuevas expectativas de vida.

Al límite
Esta situación mantiene en el límite a los ex maestros, quienes existen  en medio de una extrema pobreza digna, escondida, austera como lo fue su oficio, predicar sobre los valores más intrínsecos del país, respeto a la familia, a la patria, a la tolerancia, a la honradez, al trabajo, a la investigación, a la superación humana, a mantener activos los derechos de sus iguales, a la democracia, a la vida misma.

Profesor parquímetro
A tal gravedad la situación económica que afecta a los ex educadores, que para poder subsistir  con su baja pensión, uno de aquellos,  se las oficia de parquímetro en las calles de Cauquenes, caso que tal vez no sea el único en Chile. De aula a cobrar estacionamientos, un profesor angustiado tuvo que recurrir a ese esforzado trabajo para poder  solventar los gastos familiares… Y allí, lo ven sus ex alumnos, la ciudadanía, los políticos, los gobernantes, la sociedad que ayudó a forjar, mientras se discute sobre si va o no la franja electoral de las  primarias… La pregunta ¿con qué cara, se le solicita a los chilenos  ir a entregar preferencias presidenciales este domingo?…

Deuda histórica
La única esperanza, es lograr que el Estado de Chile, pague la llamada deuda histórica a miles de profesores quienes perdieron beneficios sociales, causándoles enormes  daños previsionales, sentencia que entregara la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, después de  cinco  años de debate  en Washington, y que hasta ahora,  no hay visos  para que el dictamen sea cumplido por el Gobierno.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Cauquenes,Principal,Región |
This movie requires Flash Player 9