Chanquinos reviven viajes hacia la playa “El Monolito”

Rescate patrimonial. Desde tiempos de la colonización de esta zona milenaria, familias enteras usan carretas para pasar los días veraniegos, por el camino que lleva a ese borde costero.

CHANCO. Los veraneantes que llegan por estos lados quedaron sorprendidos al ver más de una decena de carretas que emergieron por el camino que lleva hacia la playa “El Monolito”, distante a unos cinco kilómetros de este pueblo milenario.

Razón de este viaje que desde los siglos anteriores apareció en la época de los cuatro por cuatro: revivir el pasado, cuando la carreta era el único vehículo que transitaba por  los caminos de las zonas rurales, una visión del mundo urbano campesino.

Esta singular caravana, rescata anualmente esas costumbres enclavadas en la historia, y se ha convertido como el andar de las carretas tiradas  con bueyes, en un patrimonio cultural  indivisible, único, exclusivo en la costa del Maule, y tal vez de  Chile.

PÁGINA ABIERTA

Al hojear las páginas de la oferta veraniega, se encuentra, en lo que respecta a Chanco, varios asombros escritos  con  “negritas”.

Año a año se juntan familias y carretas para dar vida a esta usanza, iniciando el recorrido desde la plaza, haciendo el camino  por las estrechas calles, rumbo a la playa  El Monolito, su meta.

Y, es más, pasan por la abundante vegetación  arbórea de la Reserva Nacional “Federico Albert Faupp”, botánico que detuvo el avance de las arenas del  litoral en nuestro país, en el siglo XIX, y que hoy ofrece al viajero  eucaliptus gigantescos: como dicen los italianos, bellísimos…

El paisaje y la flora hacen de este particular viaje, en un deleite, en la primera parada para dar descanso a las yuntas de bueyes, donde las  cuecas, repercuten en el aire salino, cuyos visitantes quedan pasmados por este improvisado “show”.

EL MONOLITO

A pesar de la presencia de las navegantes fragatas portuguesas, varadas en el arenal, sin tocar el agua marina, en un escenario, los folcloristas cantan y bailan, y, lo más importante, la municipalidad recibe a estos expedicionarios con la tradicional gastronomía chanquina.

La alcaldesa Viviana Díaz Meza- que además  es profesora de historia y geografía- dice: “esta es una experiencia única; nos entrega una visión del mundo rural. La iniciativa la ejecutamos con cariño para nuestros habitantes y turistas que nos visitan; es parte de nuestro compromiso, rescatar las virtudes de los sectores rurales y que representan identidad cultural, es un formato único”,

AÑO A AÑO

En sus declaraciones a este diario, la autoridad comunal añadió: “cada año continuamos cautivando a los chanquinos y turistas con la Carreteada, que constituye como una de las actividades más importantes del verano, como lo es otorgar espacios para la convivencia familiar”.

Esta carreteada  es parte de una gran tradición: numerosas familias,  se trasladaban a la playa El Monolito para pasar el verano.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Chanco,Región,Talca |
This movie requires Flash Player 9