Pablo Longueira renunció a su militancia en la UDI y dijo que defenderá su honor y su inocencia

SANTIAGO. A través de una declaración pública y sin aceptar preguntas de la prensa, el ex senador Pablo Longueira anunció durante la tarde de ayer que renunció a su militancia en la UDI.

El ex parlamentario aseguró que es inocente de los delitos tributarios y cohecho que se investigan en el marco del caso SQM, pero que mientras se enfoca en demostrar su inocencia, prefiere dejar su militancia.

“He resuelto renunciar a la militancia en mi partido para volver a postular a ella solo cuando los tribunales de justicia acrediten que no he cometido delito alguno”, declaró.

“Soy un hombre honesto (…) tengo la profunda convicción de que con la ayuda de Dios lograré hacerlo, a pesar de la impresionante descalificación pública que ya me sitúa como condenado sin que medie aún ninguna acusación formal en mi contra”, agregó.

“Es una decisión dolorosa de mi vida, pero la adopto porque sé que he actuado correctamente y porque tengo fe profunda que siempre se impone la verdad”, señaló el ex parlamentario.

Tras ello acusó a la prensa de publicar “información parcial a través de filtraciones ilegales”, causándole un “daño inmenso” a él, a su familia, a la UDI y a la actividad pública. “Dedicaré toda mi voluntad y toda mi energía a defender mi honor y mi inocencia. Recopilaré todos los antecedentes de mi trabajo legislativo para demostrar que nunca favorecí a ninguna persona, institución o empresa de manera indebida”, expresó.

En cuanto al intercambio de correos que mantuvo con el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, relativo a las modificaciones al proyecto de royalty minero, Longueira sostuvo que como senador se limitó a apoyar el acuerdo político “que logró incorporar al pago del royalty a las empresas extranjeras que no tenían obligación de hacerlo y a las empresas de la gran minería chilena para que también aportaran a la urgente reconstrucción de Chile devastado”.

En esa línea, puntualizó que todos los parlamentarios recogieron opiniones, aunaron voluntades y aprobaron una ley que contó con el apoyo “prácticamente unánime del Senado”. Finalmente, hizo un llamado a los dirigentes de todos los sectores a que “levanten el espíritu para defender la actividad política, porque es la única forma de garantizar que los dolores y divisiones que tuvimos en el pasado, den paso al diálogo racional, a la amistad cívica y al cultivo del bien común”.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Politica,Principal |
This movie requires Flash Player 9