“La Madrasta” vive un verdadero infierno en cárcel de Cauquenes

CAUQUENES. Bajo constante amenaza del resto de las reclusas de la cárcel  de Cauquenes,  permanece  Vanessa Pamela Trigari (28),  la  mujer  que  hasta ahora figura   como la única  acusada de haber provocado la muerte del pequeño Ángel Márquez,  de 4 años, en fecha no precisada aún, en el mes de agosto pasado en Molina.

Se  conoció  que la mujer que permanece como imputada  bajo cargos de homicidio calificado, se mantiene  en la unidad de  enfermería de la  cárcel  de esa ciudad, aislada del resto de la población  penal.

Sin embargo, desde una ventana que da hacia  el resto de las internas, recibe  hostigamientos y constantes  amenazas, incluso de muerte por el daño que causó  al menor.

AMENAZAS 

Una fuente que le visitó  durante las últimas horas en el penal, refiere que “Vanessa  a  pesar del ambiente  hostil,  está anímicamente  bien  y se manifestó muy agradecida del trato  que ha recibido del  personal de Gendarmería  que está a cargo de su custodia, pero muy amenazada por  el resto de las presas que  están  allí”, dijo

Que le van  a pegar, que va a tener que aprender, son parte  de las amenazas  diarias  que  Vanessa recibe por intermedio de una ventana que  comunica la  sección enfermería del resto de la población de la unidad carcelaria

INOCENCIA

En la  visita  carcelaria por  esta fuente que nos reservamos,  Vanessa  Pamela Trigari insiste  en su inocencia  y  bajo llanto  contó que se trató de un desgraciado  accidente en donde  uno de sus  hijos  estaba  jugando con el  pequeño Ángel y se asfixió.

Agregó que el único  error de ella fue  haber tratado de  deshacerse del cuerpo, debido al shock  que estaba viviendo y que simplemente  no supo  qué hacer, según contó la mujer  desde la cárcel.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Policial,Principal |
This movie requires Flash Player 9