Oficina Municipal del Medio Ambiente evalúa funcionamiento de centros de acopio de vidrio

Reclamos. Surgieron como una excelente idea para reciclar vidrio. Pero vecinos piden que los contenedores sean vaciados con más frecuencia para poder llevar sus botellas.

Curicó. Una evaluación está realizando la oficina Municipal del Medio Ambiente de esta comuna con el objetivo de ver la posibilidad de reubicar los centros de acopio de vidrio que están instalados en diversos puntos de la ciudad.

Esto se enmarca dentro de los reclamos que han hecho vecinos debido a que algunos de estos centros no están siendo un aporte, sino más bien un perjuicio para los sectores.

Por esa razón, la oficina municipal está haciendo una fiscalización para verificar el adecuado funcionamiento de estas 40 campanas que fueron colocadas por la empresa Cristoro tanto en recintos privados como en la vía pública.

Si bien esta entidad lleva varios años trabajando en la comuna, fue durante el 2017 en que el municipio suscribió un convenio con ella con el fin de supervisar la operatividad y funcionamiento de estas campanas.

“Vimos que había descontento en vecinos de algunos sectores. Por eso, estamos fiscalizando para verificar que la ubicación de las campanas sea la correcta, cumplan el objetivo para el cual fueron diseñadas y no constituyan un foco para la creación de microbasurales”, planteó la encargada de la oficina municipal del Medio Ambiente, Carolina Marín.

COLAPSO

Esto, debido a que se ha visto que en diversos puntos de la ciudad estos centros de acopio colapsaron y la comunidad, en vez de esperar que se vayan desocupando, deja cajas con botellas alrededor de las campanas.

“A veces las campanas colapsan y las personas dejan las botellas ahí mismo. Estamos identificando qué sectores son los que generan más vidrio”, aclaró.

Por esa razón, es importante el apoyo que pueda entregar la comunidad al municipio y sea un aporte a esta labor que desarrolla en materia de reciclaje. Para ello es fundamental la educación de la población, lo que se traduce en la realización de talleres a colegios y a diversos organismos.

“Es importante capacitar y sensibilizar a la comunidad respecto al daño que genera este material al Medio Ambiente”, precisó.

PILAS

También el municipio curicano está instalando receptáculos receptores de pilas usadas en diversos puntos de la ciudad.

Esta iniciativa forma parte de un convenio que suscribió el municipio con la fundación Recyclápolis y que contempla la reutilización de diversos materiales, celulares en desuso, cargadores, carters, toners y pilas.

Son cuarenta los depósitos de estos materiales que se han colocado en colegios, servicios públicos, consultorios, institutos y universidades, entre otros. Estos serán recolectados por el municipio, quien se encuentra realizando las gestiones para contar con una bodega que reúna todos los requisitos establecidos por la Seremi de Salud para juntar estos desechos.

Después estos materiales serán trasladados por Recyclápolis a un lugar en Santiago.

“Debemos evitar que estos materiales lleguen al relleno ya que son muy tóxicos. Es nuestra responsabilidad el retiro de éstos y la fundación los lleva al centro de acopio final”, indicó.

Habrá una marcha blanca entre dos a tres meses con el objetivo de determinar cuál será la frecuencia de retiro de estos materiales.

Junto a esto, el municipio curicano firmó un convenio con la empresa Bioils que ha permitido que diversos locales comerciales entreguen el aceite a esta empresa.

Además se han instalado seis centros de acopio en el primer piso del municipio curicano, Cesfam Betty, biblioteca municipal, Fundación de las Familias, Cesfam Sarmiento, colegio Rayén Mapu.

Estos puntos se podrían expandir durante los próximos meses.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Curicó,Curico,Principal |
This movie requires Flash Player 9