“Nosotros nos hemos impuesto terminar en un año”

Primera piedra. Si bien el plazo oficial se extiende por un año y medio, la idea es que la comunidad de dicho establecimiento, utilice el futuro recinto, en la “apertura del año escolar” ligada al 2019.

MOLINA. En marzo de 2019 debería estar disponible para su uso el que será el nuevo liceo Bicentenario de Molina, María del Tránsito de la Cruz. Ese es el objetivo que se ha trazado la empresa (constructora Casaa) que está a cargo de ejecutar el proyecto, cuya simbólica primera piedra ya fue instalada. Según lo manifestado por el representante legal de la constructora Casaa, Ernesto Castro, la idea es que la comunidad de dicho establecimiento, utilice el futuro recinto, en la “apertura del año escolar” ligada al 2019. “El plazo oficial es un año y medio. Nosotros nos hemos impuesto terminar en un año, para entregarlo a la comunidad y como en toda obra, que hagan un proceso de recepción y que puedan hacer un listado de observaciones. Nosotros tenemos como meta terminar en un año para entregar y que la autoridad haga todos sus descargos”, subrayó. En estricto rigor, la recepción del terreno, de cinco mil metros cuadrados, por parte de la citada empresa se llevó a cabo hace más de 20 días, tiempo en el cual ya se concretaron las demoliciones respectivas, el desarme y la instalación de faenas, con movimientos de tierra primarios. “Ya en la próxima semana estaremos en el comienzo de la construcción propiamente tal de las obras nuevas, considerando el diseño arquitectico que se contempló. Estamos bastantes entusiasmados, hemos encontrado buena respuesta de la comunidad y de los vecinos para desarrollar nuestro trabajo”, dijo. Cabe recordar que se trata de una iniciativa que requirió una inversión de cuatro mil 204 millones de pesos, faenas que se están llevando a cabo en el terreno que por décadas alojó a la Escuela Superior de Hombres, en la intersección de las avenidas Luis Cruz Martínez y Poniente. Se trata de un establecimiento que va a cobijar a alumnos de séptimo básico a cuarto medio, con una matrícula cercana a los 600 estudiantes.

CONFIANZA

Cabe recordar que en un hecho que llegó a tribunales, los trabajos del liceo quedaron inconclusos, debiendo pasar algunos años para que tales fueran retomados. En tal contexto, la presidenta del Centro de Padres, Eva Mancilla, reconoce que a la postre, dicha situación se ha presentado como “un largo transitar”, donde la comunidad ha debido experimentar bastantes incomodidades. “Hemos estado hacinados, en condiciones muy deplorables, pero hoy podemos decir que estamos con una nueva esperanza, con este nuevo anhelo de poder disfrutar de este edificio. Estamos felices en este momento, estamos muy confiados en las autoridades que van a poder llegar a buen término esta construcción. Tenemos toda nuestra confianza y nuestra fe que así será”, recalcó.

FUTURAS GENERACIONES

Una opinión similar tuvo la ex estudiante y ex presidenta del respectivo Centro de Alumnos, Valentina Ro-mero, quien recordó la lucha que sostuvo junto a alumnos de distintos cursos, cruzada de la cual, en estricto rigor, se verán beneficiadas sobre todo las futuras generaciones. “Yo ya tenía dentro de mis expectativas que no iba a estar, pero igual seguíamos luchando por los demás, por ejemplo, en mi hermano que también viene. Esto solo nos genera alegría y satisfacción”, concluyó.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Curicó,Molina,Principal |
This movie requires Flash Player 9