Los cambios de la Felicur a un año de su intervención sanitaria

Avances. Hace un año llegaron a este diario denuncias por problemas sanitarios en Felicur. Ahí mismo la directiva respondió, contrató a especialistas y hoy es posible palpar en persona los cambios, especialmente de higiene y manejo de basura, que ha experimentado la feria más grande de la provincia.

CURICÓ. Un notorio y positivo cambio ha sufrido la Feria Libre de Curicó (Felicur) durante el último año, luego de denuncias que llegaron hasta diario La Prensa por problemas sanitarios y presencia de roedores en sus instalaciones, lo que llevó a la recién llegada directiva a tomar medidas drásticas para renovar la imagen y situación del establecimiento curicano.

La Prensa comprobó en terreno el resultado de este trabajo, visitando la Felicur en la misma fecha del año pasado, pleno verano, y se puede afirmar con total certeza que los cambios están a la vista: de partida la señalética externa y de seguridad del local es nueva. El patio de estacionamiento ya no está lleno de desechos como el año pasado y está delimitado de forma más clara con señalética correspondiente.

En el sector de las naves centrales, donde están los locales de venta de frutas y verduras, el clásico olor rancio ya no se percibe y hasta es más agradable respirar caminando por los pasillos. En los rincones no se ven alimentos en descomposición y llama fuertemente la atención el sector de pescados y mariscos en excelente forma con sus maquinarias impecables y con apenas el olor de los pescados frescos; un panorama que hace menos de un año era opuesto.

BALANCE

Consultado por este medio, Juan Carlos Lucero Andrade, presidente de la Felicur, hace un recuento luego de un año exacto, “ha sido extraordinario. La gente lo dice, le encanta venir ahora. Todo está más limpio y tranquilo. Hicimos una pavimentación, un desagüe del percolado para el acopio y ya no hay mosquerío como antes. Tampoco olor, aquí quien viene se da cuenta”, afirma.

Tanto así que el directivo revela que incluso ha aumentado la cantidad de gente que visita Felicur. “Hemos recuperado mucha gente. Los fines de semana no hay dónde estacionarse, lo que se ha transformado en un problema que también estamos resolviendo, entre varios proyectos está la posibilidad de arrendar frente a Felicur, pero estamos en conversaciones”.

CAMBIOS

Si bien aún hay muchos otros aspectos que seguir afinando, la directiva se encuentra satisfecha con el trabajo realizado en su primer año, con un cambio notorio tanto interno como externo de la Felicur. Desde septiembre de 2016 se tomó otra medida importante: el cambio de horario de trabajo mayorista, “comenzamos en las noches, a las 2 ó 3 de la mañana trabajando en el patio mayorista hasta las 10 de la mañana  más o menos, para dejar a la gente tranquila en las naves centrales, ya que se originaba mucha venta al por menor en el patio mayorista. Se hizo un reglamento interno aprobado por la asamblea y ya se comenzó a trabajar con el nuevo horario”, explica Lucero.

Otro punto importante que están trabajando hoy en el área de la limpieza es el sistema de techumbre de locales, que quieren bajar a un punto uniforme que evite la formación de “segundos pisos”, donde se acumulan cajones, basura, suciedad y, por ende, un foco insalubre.

Locatarios que hablaron con la Prensa manifiestan que sí hubo un cambio, especialmente en el tema de higiene, aunque demandan solución para otras situaciones internas administrativas y son cautos al firmar el éxito total de esta iniciativa.

La empresa que ha trabajado desde el primer día de puesta en marcha de este cambio es la curicana Manquehue, que continuará durante 2017. “Seguiremos con la empresa Manquehue; otras nos ofrecieron los servicios, pero la directiva decidió seguir trabajando con ellos  porque ha funcionado muy bien”.

2016: LIMPIEZA TOTAL

¿Cómo se avanzó hasta este cambio? ¿Cómo se alteró un ritmo de trabajo que por décadas se había acostumbrado? Aquí es donde la profesionalización del proceso fue fundamental y el rol de la empresa curicana Manquehue frente a esta iniciativa no sólo se remitió a la fumigación y desratización, sino a una intervención a nivel de manejo, cambio de hábitos con la misma gente perteneciente a Felicur.

Rodrigo Espinosa, gerente de Manquehue explicó el extenuante trabajo que se realizó durante 2016 y explica que de a poco fueron trabajando con la empresa, los locatarios, trabajadores y vecinos de qué se trataba una desratización, qué se lograba con eso y cuál es el impacto que ocasionaba para Felicur y su entorno.

“Manquehue se reunió con vecinos, explicó el trabajo que se iba a hacer y con la junta de vigilancia de los edificios del frente, que ya conocían nuestro trabajo”. El trabajo consistió en un programado control de roedores, y el cierre de todos los días miércoles en Felicur para hacer trabajos adecuados como fumigaciones, entre otros. Desde mediados de 2016 se cambió el cierre al día lunes.

Espinosa comentó que junto con eso se trabaja constantemente con los mismos dueños de cada local, “para que ordenen las propias cosas y entre todos asumir las buenas prácticas de manufacturas; que en el fondo es cómo comprometerse a que su ambiente fuera más limpio. Hubo bastantes programas de inducción con cada uno de los socios, pues ellos también ignoraban el tema de control de roedores. Llegamos a buen término, en lo personal me involucré con ellos y les ayudamos en la gestión de su manejo de residuos, basuras, dónde se almacena, el recorrido. Hicimos todo un protocolo de salud ambiental”.

Porque el cambio de hábitos ha sido fundamental. “Si no hay una conciencia, un convencimiento, empapar a las personas siempre se van a quedar en el que ‘no saben” y  para el manejo de la higiene su cooperación es elemental para que el lugar esté limpio, el manejo de la basura, su almacenaje y en eso fueron tomando conciencia. Y fue una lucha titánica porque no era sólo uno, sino 400 personas. Al principio hubo un poco de reticencia y luego ya vimos un compromiso importante en el tema”.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Curicó,Curico,Principal |
This movie requires Flash Player 9