Emmelyn se mantiene internada en el Hospital de Curicó

CURICÓ/LICANTÉN. A poco más de una semana que se perdiera el rastro de ambos, personal de la Policía de Investigaciones (PDI) dio con el paradero tanto de Emmelyn Canales Vidal de 11 años, como de quien la sustrajo, José Manuel Navarro, de 31 años, acción que fue concretada, durante la madrugada de ayer, a eso de las 3:40 horas, en la comuna de Licantén.

Según lo manifestado por el jefe de la Prefectura de la PDI de Curicó, Mauricio Acuña, la diligencia se concretó tras un “acercamiento” y posterior “negociación” con el círculo familiar del aludido sujeto, quien en definitiva, se trasladó a la casa de una hermana (Olga Navarro), punto donde se entregó de manera “voluntaria”.

“No hubo ningún tipo de resistencia, llegó con la menor al lugar, hubo una negociación también, se le aseguró a él su integridad física; esa fue la conversación que se sostuvo con él”, dijo. “La menor se encontraba tranquila, se veía en buen estado de salud, no hubo una comunicación muy directa con ella con el objetivo de no generar una doble victimización”, acotó.

TRABAJO DE INTELIGENCIA

Por su parte, el jefe de la Brigada de Homicidio (BH) de la PDI de Curicó, Richard Escobar, confirmó que fue clave para el éxito de la operación, el trabajo de inteligencia que se efectuó, apoyado por medios tecnológicos y científicos, con la finalidad de poder ubicar tanto a la menor como al sujeto.

“Hicimos lazos con la familia, trabajamos con la inteligencia emocional de ellos, y de alguna u otra manera, logramos una cercanía que a la postre llevó que en la madrugada (de ayer) el sujeto apenas se movilizó a la casa de una de sus hermanas, quien pudo tomar contacto con un oficial de enlace que teníamos en el lugar, generando una comunicación y una negociación para que este sujeto pudiera entregarse”, dijo. Aquel paso, se dio de manera “muy discreta”, cuando ya se encontraba “cercado” por personal de la PDI, sin tener mayores opciones de poder “transar”. Su mayor preocupación o temor, dijo, era ser “linchado” por la propia comunidad de la zona.

“ZORRO SALVAJE”

Sobre el ahora detenido, escobar indicó que el sujeto se autodenominó como un “zorro salvaje”, ya que es un baqueano del sector, pudiendo “con un kilo de harina tostada y agua” sobrevivir durante “más de un mes”. Junto con ello, agregó que durante todos estos días, se mantuvo caminando por los bosques de Licantén, aprovechando los conocimientos que tenía respecto a las características de aquel lugar. “No tenía ningún tipo de construcción previa donde guarecerse de las inclemencias del tiempo, sino que hacia camas con hojas de roble, lo que mantenía el calor humano y paliar el frío del sector”, acotó.

EN  BUENAS  CONDICIONES

Tanto la pequeña como el individuo fueron trasladados en primer término desde Licantén al Hospital de Emergencia de Curicó, lugar donde a ambos se procedió, por protocolo, a constatar algún tipo de lesión. En el caso de la menor, el director del citado recinto, Dr. Jorge Canteros, recalcó que tras ser examinada por el pediatra de turno y por obstetras, en términos generales presentaba “buenas condiciones”. Independiente a ello, se decidió mantenerla internada “en observación” en el Servicio de Pediatría hasta “determinar su evolución”, bajo custodia de personal de la PDI.

“La evaluación clínica que hicieron los profesionales, muestra que no tiene lesiones, salvo algunas erosiones y rasguños menores en su cuerpo producto de la travesía que ella tuvo en estos días”.

Canteros recalcó que no fueron encontradas “evidencias externas” de que la menor fuera víctima de algún tipo de  “abuso de carácter sexual”. “No obstante a eso, nosotros aplicamos una serie de protocolos para prevenir problemas asociados a eventuales contactos sexuales no programados”, dijo. Junto con ello, se confirmó que fue visitada tanto por familiares, entre ellos su madre y padre. “No hay señales de deshidratación, ella refiere haberse alimentado”, dijo.

TRASLADO

Respecto al ahora detenido, tras la evaluación, se estableció que solo tenía lesiones menores, atribuibles a un contacto con un terreno agreste, siendo trasladado al cuartel de la PDI de Curicó, lugar donde fue interrogado, previo a su traslado durante la tarde de ayer al Juzgado de Garantía por el delito de sustracción de menores.

Be Sociable, Share!
Archivado bajo: Curicó,Curico,Principal |
This movie requires Flash Player 9